Valeriana (Valeriana officinalis)

La valeriana se utiliza desde hace miles de años por sus propiedades relajantes, y ha resurgido con fuerza en las últimas décadas, en una época en la que abundan el estrés y el insomnio... ¡te contamos todo sobre esta planta apodada "hierba multiusos"!

Origen

Esta planta herbácea perenne, a la que le gustan especialmente los suelos húmedos de los prados y los bosques húmedos, crece principalmente en Europa y Asia -a excepción de la región mediterránea- y puede alcanzar hasta 1 metro de altura. Sus hojas se parecen a las del helecho y sus pequeñas flores de color rosa pálido pueden verse de mayo a agosto.

Sus raíces y rizomas se utilizan en fitoterapia desde hace miles de años.

Su nombre procede del latín valere, que significa "estar bien". Hipócrates, el "padre de la medicina", y Dioscórides, autor de un tratado sobre temas médicos, recomendaban la valeriana para tratar muchas dolencias, entre ellas la epilepsia, la histeria y los trastornos del sueño. Los romanos la utilizaban para tratar la arritmia o las palpitaciones cardíacas, y Galeno reconocía sus propiedades sedantes.

A principios del siglo XI, la famosa botánica alemana Hildegarda de Bingen la utilizaba para tratar la gota, la pleuresía y los puntos de sutura. En la Edad Media, la valeriana se consideraba un remedio universal, lo que le valió el sobrenombre de "curalotodo".

En la Edad Media, la valeriana se consideraba un remedio universal, lo que le valió el sobrenombre de "curalotodo", y se utilizaba para tratar la tos, los dolores menstruales, los trastornos visuales, los hematomas y las lesiones. A finales del siglo XVI, los europeos la utilizaban como antiepiléptico y durante la Primera Guerra Mundial, para calmar el estrés nervioso de los soldados en el frente.

Hoy en día, la valeriana se utiliza principalmente por sus propiedades calmantes y sedantes, o como relajante en caso de dolores musculares o articulares.

Beneficios nutricionales

Es la raíz de la valeriana la que se utiliza por sus propiedades fitoterapéuticas. Contiene una esencia de composición compleja (ésteres de borneol, terpeno, acetato de bomilo), ácido valerénico, valepotriatos, glutamina, alcaloides, chatinina y valerina y, por último, pirril-α-metilcetona, que es el principio activo esencial.

Dado que la mayoría de estas sustancias no parecen tener ningún efecto por separado, los investigadores creen que tienen un efecto global y sinérgico.

Estos principios activos se concentran en la raíz y el rizoma frescos, que sólo se recolectan cada dos años, en otoño, cuando su concentración es más elevada.

Beneficios y virtudes

Trastornos del sueño

Esta es la principal indicación de la valeriana, cuyas propiedades sedantes son reconocidas desde hace mucho tiempo. Actúa, por una parte, favoreciendo el sueño y, por otra, mejorando su calidad.

Un metaanálisis de 2006 parece demostrar que la valeriana es eficaz sobre la calidad global del sueño1, sin producir efectos secundarios. La valeriana parece facilitar la conciliación del sueño, pero sus efectos no son inmediatos y sólo se notan tras varias semanas de uso.

La EMA (Agencia Europea del Medicamento) considera que el uso de la valeriana para el "alivio de la tensión nerviosa leve y los trastornos del sueño" está "científicamente bien establecido", la OMS la considera un "sedante suave capaz de favorecer el sueño", en particular durante las fases de sueño ligero, y la Comisión Europea reconoce el uso de la valeriana para el "alivio de la tensión nerviosa moderada y temporal y/o los problemas del sueño".

Estrés, trastornos de ansiedad, agitación nerviosa

El nerviosismo, la ansiedad, el estrés e incluso la depresión podrían mejorar con la valeriana. Es el ácido valerénico el que, al inhibir la transmisión de información entre determinadas neuronas, es capaz de reducir la ansiedad.

Un estudio realizado en 20062 , destinado a evaluar los efectos ansiolíticos de una combinación de melisa y valeriana durante el estrés inducido, sugiere "que una combinación de Melissa officinalis y Valeriana officinalis posee propiedades ansiolíticas que merecen una investigación más profunda".

Una revisión estadounidense de 20093 , que estudió las propiedades relajantes de varios extractos de plantas, incluida la raíz de valeriana, confirmó que la raíz de valeriana puede actuar sobre ciertos mensajeros químicos del cerebro para reducir el estrés y la ansiedad.

Síndrome de las piernas inquietas

Este trastorno sensomotor, también conocido como "impaciencia nocturna", caracterizado por un impulso irrefrenable de mover las piernas mientras se está tumbado, podría mejorar con un tratamiento de valeriana.

Según este estudio, realizado en 2009 en Filadelfia4" el uso de 800 mg de valeriana durante 8 semanas mejora los síntomas del síndrome de las piernas inquietas y reduce la somnolencia diurna en los pacientes que presentan una puntuación igual o superior a 10 en la Escala de Somnolencia de Epworth (ESS). La valeriana puede proporcionar un tratamiento alternativo para el tratamiento de los síntomas del SPI con efectos positivos para la salud y una mejor calidad de vida."

Síntomas premenstruales

La valeriana también puede estar indicada para aliviar el dolor asociado al ciclo menstrual, o para aliviar la irritabilidad y la ansiedad a menudo asociadas a él.

Posología

Las dosis varían en función del preparado de valeriana.

Para una dosificación eficaz, se utiliza generalmente en extractos secos o en cápsulas.

Para el tratamiento de los trastornos del sueño (tomar de ½ a 1 hora antes de acostarse):

  • 1 a 2 cápsulas de 500 mg o 400 a 600 mg de extractos estandarizados.
  • En tintura madre: 4 a 6 ml.
  • En infusión: 2 a 3 g de polvo en 150 ml de agua hirviendo.

Para el tratamiento de los trastornos de ansiedad

  • 2 a 3 cápsulas al día de 500 mg o de 250 a 400 mg de extractos estandarizados 3 veces al día.
  • En tintura madre: de 1 a 3 ml hasta 5 veces al día.
  • En infusión: de 2 a 3 g de polvo en 150 ml de agua hirviendo, hasta 5 veces al día.

Tenga en cuenta que los efectos de la valeriana no son inmediatos y que se necesitan de 2 a 4 semanas para sentir plenamente sus efectos. Procure no interrumpir el tratamiento antes de tiempo.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Como medida de precaución, la toma de valeriana está contraindicada para las personas que sufran trastornos hepáticos o que tomen medicamentos que puedan ser tóxicos para el hígado.

Del mismo modo, las mujeres embarazadas o en período de lactancia y los niños pequeños deben evitar tomar valeriana.

Los efectos secundarios de la valeriana son casi inexistentes a las dosis recomendadas. En raras ocasiones se han descrito náuseas, dolores de cabeza y dolores abdominales tras un tratamiento prolongado.

En dosis elevadas, y debido a su efecto sedante, la valeriana puede provocar una disminución del estado de alerta y puede estar contraindicada para los conductores de camiones o los usuarios de máquinas herramientas.

Referencias

1. Bent S, Padula A, Moore D, et al: Valerian for sleep: A systematic review and meta-analysis. Am J Med 119:1005-1012, 2006.

2. Kennedy D, Little W, Hasell C, Scholey AB. Efectos ansiolíticos de una combinación de Melissa officinalis y Valeriana officinalis durante el estrés inducido en laboratorio Phytother Res. Feb 2006;20(2):96-102

3. Formulaciones de suplementos dietéticos y extractos de hierbas para la relajación y la acción ansiolítica: Relarian. MedSci Monit. 2009;15:RA256-62

4. Cuellar NG, Ratcliffe SJ. ¿Mejora la valeriana la somnolencia y la gravedad de los síntomas en personas con síndrome de piernas inquietas? Altern Ther Health Med 2009;15:22-28.

Lise Lafaurie - Diététicienne et nutritionniste

Lise Lafaurie

Diététicienne et nutritionniste, bonne vivante et décomplexante j'ai pour vocation de dépoussiérer la vision austère et vieillotte de la diététique traditionnelle. Auteur du blog Les Frites Vertes, la devise qui m'est chère "si c'est bon pour mes papilles, c'est bon pour mon corps".

  • Summary